domingo, 11 de abril de 2010

Un padre que da consejos

En esta casa en la que vivo con Jota, la vía de escape es por el patio trasero, la terraza, las terrazas vecinas, su ruta hacia la calle.

Éste es el tipo de cosas que nos enseñaba el Nene allá por 1996. Tiene un nombre en la jerga de la militancia, pero felizmente ya no lo recuerdo.

8 comentarios:

Ana dijo...

Alguien tiene que enseñar las cosas fundamentales de la vida.
Pasé y dejo huella, sólo para sumar a la estadística del domingeo :)

Memé dijo...

Que macanudo el nene!

Directora de Orquesta dijo...

Aquí, desde las temibles tierras del puerperio, canto presente en el domingazo

Valle dijo...

Sin repetir y sin soplar, cosas copadas mil para hacer un domingo. Leer a la Princesa Montonera!

Sebastian dijo...

En este edificio perez la "vía de escape" es una abertura que hicieron en la pared del baño de un departamento de planta baja unos del ERP en los 70's, alrededor del botiquín del baño que daba a un pasillo exterior y de ahí te subis a los techos.

Velas a Balzac dijo...

Rodolfo Jota caminaba siempre por calles de mano única y en contra del tránsito, para que ningún auto lo sorprendiera por la espalda.

perez dijo...

Ésa me la sé, se llama contraseguimiento.

Velas a Balzac dijo...

Otra: en los bares, sentado siempre de cara a la puerta, para fichar las caripelas de los que entran.