sábado, 29 de mayo de 2010

Paraguas

Lo de hoy se hace a menos que diluvie.

¿Quién quiere ser mi Rucci y sostenerme el paraguas?

14 comentarios:

Malhumoretti y Neptuno dijo...

momento histórico!

Marie dijo...

mi paraguas está fané y descangayado, sería un papelón

Malhumoretti y Neptuno dijo...

ddddiiiiiluvvvvviaaaaaaaa que hacemooo???

yo tengo un paraguas de lunarcitos requetelindo

Catalina Fairstein dijo...

Con el tembleque de mano que tengo le cedo el honor a otro.

perez dijo...

No diluvia, mariconas.

Malhumoretti y Neptuno dijo...

es que acá tenemos techo de plástico y todo suena a diluvio!

Catalina Fairstein dijo...

Diluvia, sí, por lo menos acá en el Conurbano. Pero vamo' igual. Nos tendríamos que haber hecho el rompe-viento con la inscripción adecuada "Bloggers piolas, no olvidamos"

Anónimo dijo...

Creo que J. es Rucci.... pero yo también tengo uno de lunares para llevarle.

besos
clara

Anónimo dijo...

quiero comentar, pero estoy sin palabras.
Nada, que tuve toda la intención de saludarla pero estaba rodeada de mucha gente que la saludaba y no quise interrumpir.

un beso enormísimo y a su abuela.
clara

Amanda dijo...

mi papa dijo: si nos preguntan que hacemos aca, podemos decir que llegamos una semana tarde al cabildo abierto del 22 de mayo.
para el recuerdo: el señor que se queria mudar y no lo dejamos.
y otras cosas, por via privada para perez

francisca dijo...

Aprovecho esta visita dominguera para alegrarme de que la lluvia no haya aguado la ceremonia y para lamentar que este día peronista haya llegado un día tarde.

perez dijo...

Clara, ¿puedo publicar tu comentario?

Anónimo dijo...

Si te parece que lo que te dije hace algún sentido, publicá, publicá nomás.
besos
c.

perez dijo...

Primero publiqué y luego borré este comentario de Clara, después le pedí permiso para publicarlo y ahora no encuentro cómo. Copio y pego:

Aprovecho que tenés que autorizar la publicación para escribirte a vos sin que publiques... en realidad es lo que le escribí a una amiga, pero como vos estás callada yo hablo.

La baldosa floja me aflojó las piernas y las lágrimas.
Me acordé, o entendí, o tal vez volví a entender por qué está bueno hablar de los militantes y no sólo de la militancia. Pensé en Shoah (la peli) cuando habló la abuela. Pensé en los hijos de múltiples padres aunque en realidad no tengan padres. En el departamento vacío de la Princesa, en la princesa hecha nena de 15 meses, en la complicidad civil, en el puto aguante que tiene la gente, que la fuerza es remota y por suerte está ahí.

besos clara